Usamos cookies. Al utilizar este sitio web, aceptas el uso de cookies que nos ayudan a proporcionarte un contenido más interesante y adaptado.

Aceptar

Un viaje a Europa se convierte en una gran ocasión. Cuando llegue, querrá quedarse por más tiempo, lo que quiere decir que necesitará guardar un poco de dinero extra (o Euros) para disfrutar al máximo de su viaje.

Compare vuelos

Lo primero es lo primero, es importante realizar una buena búsqueda de tarifas de billetes de avión a Europa. Los precios de los vuelos pueden variar mucho dependiendo de la época del año. A menudo resulta más caro viajar a Europa en verano que hacerlo en invierno. Sin embargo, puede ser más barato volar a determinadas ciudades. Capitales como Dublín en Irlanda o Estambul en Turquía son algunas de las ciudades más baratas para aterrizar.

Cómo desplazarse

En ocasiones, el transporte puede ser un poco caro. Sin embargo, algunas ciudades europeas disponen de transporte público gratuito. Grandes ciudades como Tallín en Estonia o Praga en la República Checa ofrecen viajes gratuitos en autobús y tranvías locales. Y si va a viajar entre varios países, los trenes son una de las opciones más económicas. Las aerolíneas low cost europeas son también una manera excelente y barata de viajar por todo el continente.

Lugares de interés

Cuando se encuentre en una ciudad turística muy popular, lo más probable es que quiera visitar numerosos monumentos y atracciones turísticas. Ese es el momento para adquirir una tarjeta city pass para poder verlos todos a un precio más reducido. En Luxemburgo podrá disfrutar de un pase de tres días que le permitirá acceder hasta a 70 museos y atracciones turísticas. También cuenta con transporte gratuito para facilitarle el desplazamiento entre la numerosa oferta turística de la ciudad. ¿No tiene pensado viajar a Luxemburgo? Puede encontrar city pass de ciudades de toda Europa en We Love City Cards.

Planes gratuitos

La mejor manera de ahorrar dinero es no gastar en absoluto. Por suerte, Europa está llena de increíbles museos con entrada gratuita para el público. Visite el Museo de Fotografía de Reikiavik en Islandia para ver algunas de las instantáneas más impactantes del mundo. O bien, si está en Bélgica, podrá ver instrumentos musicales únicos de la historia de Europa en el Museo de los Instrumentos Musicales de Bruselas. Por supuesto, siempre tendrá el Louvre en París, con la Mona Lisa y la Venus de Milo.

Ahorre en su estancia

Esté donde esté en Europa, hay un montón de opciones de alojamientos baratos, es decir, alguno de los muchos albergues. Incluso más que baratos, algunos son muy auténticos. Por ejemplo, podrá dormir literalmente en las copas de los árboles en el Tree House en Kadir, Turquía. Así que en lugar de pagar por cosas que no necesita, su dinero le conseguirá una cama y un techo confortables. Al fin y al cabo, eso es todo lo que necesitará cuando se levante temprano para continuar con su próxima aventura europea.