Usamos cookies. Al utilizar este sitio web, aceptas el uso de cookies que nos ayudan a proporcionarte un contenido más interesante y adaptado.

Aceptar

Unas vacaciones invernales en Europa

Enviado el Wed, 30-November-2016

El invierno en Europa no es solo una estación, es mágico. Cumbres nevadas se extienden en el horizonte, los mercados navideños iluminan los rostros sonrientes de la gente y el fin de año trae nuevas aventuras a cada paso. Para disfrutarlo al máximo, tendrá que conocer cómo funcionan los mejores lugares de Europa en el invierno. ¿Cuál es el mejor lugar para esquiar en Austria? ¿Cómo son los pubs de Zúrich? ¿Dónde ir a patinar sobre hielo en Praga? Descúbralo a continuación para poder organizar sus vacaciones invernales en Europa.

Vea cómo la ciudad cobra vida entorno al mercado de Navidad de Dresde, el más antiguo de Alemania.

El corazón de Alemania es una buena opción para comenzar su aventura  invernal por Europa. Cada invierno, el país se transforma en un destino de cuento de hadas con bulliciosos resorts de esquí, pistas de patinaje sobre hielo y, no podían faltar, los mercados de Navidad. Encontrará alegres mercados navideños en ciudades de toda Alemania, pero el de Dresden, cuyo origen se remonta al siglo XV, es uno de los mejores. En este mercado encontrará desde objetos de vidrio soplado para regalo y productos artesanales, hasta el cascanueces más alto del mundo y cantidades ingentes de dulces.

Los intrincados diseños de los regalos hechos a mano son una de las sorpresas que encontrará en los mercados de Navidad.

Después de divertirse en los mercados navideños alemanes, tome un tren con destino Praga para continuar con sus vacaciones invernales por Europa. Comience calzándose los patines para patinar en la pista de hielo de la Plaza de la Ciudad Vieja. A continuación, disfrute de una noche musical en la ciudad, ya sea con una sinfonía completa en un teatro o sala de conciertos o con música dance y electrónica en alguno de sus numerosos clubs. Reserve tiempo suficiente para una gran comida en un ambiente relajado. La gastronomía de Praga es una de las menos conocidas de Europa, pero igualmente deliciosa.

Disfrute de todas las vistas y sonidos que ofrecen las laderas de las montañas europeas.

Prosiga su viaje hasta las montañas de los Alpes austríacos. Allí, podrá disfrutar de los mejores deportes de invierno como el esquí, el snowboard y los trineos en la famosa estación de Solden, en el borde occidental del país. Con 33 pistas de esquí y capacidad para 68.000 esquiadores a la hora, siempre tendrá espacio para deslizar sus esquíes sobre la nieve. Podrá disfrutar el día en las pistas y pasar la noche en su habitación con el calor del fuego de una chimenea, al fin y al cabo, la temperatura media en invierno puede caer por debajo de cero. Austria es un lugar excepcional para disfrutar de unas pintorescas vacaciones de esquí en el invierno en los Alpes. Un escondite donde relajarse y sentirse aislado del resto del mundo. Pero a su vez, muy cerca de tiendas y restaurantes variados para complementar su aventura.

Los Alpes ofrecen multitud de pistas para principiantes y profesionales.

Hablando de su próxima aventura, es en Zúrich. Diríjase a la ciudad suiza para poner la guinda a sus vacaciones de invierno en Europa. Desde deslizarse por  las laderas de los resorts cercanos a ir de compras por la  ciudad o pedir una cerveza en los bares locales, la ciudad de Zúrich es visita obligada durante los meses de invierno. Y realmente no hay mejor manera de terminar unas vacaciones de invierno en Europa que con una taza de vino caliente en la mano y los picos de las montañas de los Alpes pintados de blanco como telón de fondo.