Usamos cookies. Al utilizar este sitio web, aceptas el uso de cookies que nos ayudan a proporcionarte un contenido más interesante y adaptado.

Aceptar

Activos congelados

Enviado el Wed, 16-November-2016

¿Estás buscando los mejores destinos en Europa? Visita, de noviembre a febrero, la temporada de invierno europeo. Los cielos del norte brillan, las pistas de esquí relucen y los mercados de Navidad son mágicos.

 El desierto invernal del norte de Suecia es una experiencia mágica

El hotel de hielo en Jukkasjärvi se construye a partir de cero cada invierno utilizando 2.500 bloques de hielo enormes del río Torne congelado y 30.000 toneladas de nieve y hielo (o «nielo»). El hotel tiene una iglesia, una sala de exposiciones, un vestíbulo, un bar y 65 habitaciones, incluyendo 15 «suites del arte», cada una decorada por artistas de diferentes nacionalidades.  Su trabajo está abierto al público durante el día. Caminar desde el «vientre de hielo de una ballena» de una suite, a una multitud de estatuas de hielo de otra, o encontrarte cara a cara con un dragón de hielo transparente, es una experiencia excéntrica y maravillosa.

Aventura ártica en el hotel más increíble del mundo

Pero este hotel es solo una de los puntos a destacar de esta región extraordinaria. Puedes disfrutar de trineos de perros y renos, pero la emoción de encender una moto de nieve y adentrarte en el desierto del norte de Suecia es impresionante. A medida que se pone el sol, la nieve brilla, los árboles se convierten en sombras y el viento azota tu visera, el mundo se reduce deslizar a 40 km/h por una pista de nieve iluminada por los faros. Los magníficos remolinos de partículas cargadas que chocan entre ellas se conocen como las Luces del norte, o auroras boreales, e iluminan el increíble paisaje de postal de Navidad, como si fuera un baile de fantasmas, de septiembre a marzo.

Los destinos más interesantes de Eslovenia en invierno 

A 2.202 metros, Kanin es la estación de esquí más alta de Eslovenia. Forma parte de los Alpes Julianos, una cordillera puntiaguda que perfora las nubes, desde el norte de Italia al Parque Nacional de Triglav en Eslovenia. Cada cascada congelada, paso estrecho, garganta sin fondo, cueva claustrofóbica o montaña abarrotada de pinos tiene una historia humana que contar. Desde la cima puedes ver los tejados inclinados de Bovec y el verde esmeralda del sinuoso río Soča. En la cresta están Italia y el Adriático brillante. En tan solo dos horas puedes estar en la playa.

La estación de esquí de Kanin ofrece una experiencia alpina estimulante

Puede que haya pistas de esquí maravillosas en Chamonix, en Francia, en Ischgl, en Austria o en St. Moritz, en Suiza, pero Boven y Kanin son como deliciosos secretos. Son destinos menos conocidos internacionalmente. Si los esquiadores quieren un cambio de las laderas orientadas al sur, bañadas por el sol de Kanin, pueden coger el autobús hasta la parte italiana de la montaña, en el norte, para disfrutar de la experiencia de esquiar en dos países en un día.

Los amantes de nos mercados de Navidad están de suerte con el país de las maravillas romántico de invierno de los mercados festivos de Viena

Los inviernos en Austria te congelarán la punta de la nariz y tus dedos de los pies, pero Viena, en Navidad, derretirá tu corazón como ninguna otra ciudad. Desde noviembre a diciembre, cada año, más de 40 mercados festivos se instalan en la capital de Austria. El más popular es el mercado del Ayuntamiento; este mercado tiene 145 puestos, un árbol de Navidad de 32 metros y 27 kilómetros de cableado para iluminar las decoraciones. Es una gran atracción en esta época del año.

Aventura ártica en el hotel más increíble del mundo

Cada mercado tiene su propio sabor único. El mercado de Rathausplatz es popular entre las familias gracias a su amplia gama de actividades infantiles, que incluyen de todo, desde hacer velas hasta cantar villancicos; mientras que en el mercado antiguo en Freyung, que se celebra en el corazón del centro histórico de la ciudad desde 1772, las principales atracciones son las artesanías tradicionales austríacas y la comida.

Por supuesto, estos mercados podrían ser la joya de la corona de la Navidad en Viena, pero la banda sonora de invierno de la ciudad es el tesoro oculto de la música en directo. Estos eventos van desde conciertos del famoso Coro de Niños de Viena, las extravagantes actuaciones que tienen lugar en la Ópera, a los conciertos gratis por la Filarmónica de Viena en Schönbrunn. El palacio y los jardines de Schönbrunn están a tan solo 15 minutos en metro de Viena. En el siglo XVII fue modelado en el Palacio de Versalles, fuera de París, y fue utilizado como residencia de verano por los Habsburgo. Hoy en día es el lugar más visitado de toda Austria. Además de sus habitaciones imperiales, su arte a gran escala, su sinfín de jardines y el zoológico más antiguo, fundado en 1752, hay un glorioso mercado de Navidad.