Información general

Visite la república más antigua del mundo y disfrute desde la cima del Monte Titano de las increíbles vistas del valle Valmarecchia, de la mítica fortaleza de San Leo y el Monte Carpegna, y de la costa del Adriático. Dicen que en días claros se puede incluso visualizar la costa de Croacia.

Visite la Basílica de San Marino, la Iglesia de San Pedro, la Iglesia de San Francisco, la Iglesia de los Capuchinos, el Palacio Público y el Museo del Estado. Camine por las estrechas calles del casco antiguo y descubra el San Marino tradicional : casas medievales, pequeños jardines colgantes y pintorescos balcones repletos de flores.