Información general

En el centro de la llamada Buena Tierra emerge la ciudad de Luxemburgo, capital del país, y de la Comunidad Europea. Numerosos castillos y fortificaciones como los de Ettelbruck y Diekirch, así como los de la puerta de entrada a la región de los bosques de las Ardenas, son testimonio del rico pasado de esta región. La cultura de los monjes y caballeros de Echternach junto con la naturaleza intacta, invitan a los senderistas a descubrir los encantos de la pequeña Suiza de Luxemburgo. Las ciudades de Grevenmacher, Wormeldange, Remich y Remerschen son los lugares ideales para descubrir las numerosas bodegas de vino, pequeños museos vinícolas, así como para comenzar un viaje en barco por el valle del río Mosela. De las rocas míticas del Mullerthal, al patrimonio industrial y arquitectónico de la “Tierra de las Rocas Rojas,” Luxemburgo se mantiene fuerte a través de su historia.