Información general

Tómese su tiempo para conocer Eslovaquia y será recompensado con la belleza de los paisajes de la cordillera del Tatras. Disfrute de una estancia nocturna en una cabaña en la montaña, donde podrá observar rebecos y marmotas. Una gran parte del paisaje de Eslovaquia está protegido por los nueve parques nacionales. Explore la maravilla natural más hermosa de Eslovaquia, las regiones del Karst eslovaco con cañones de piedra caliza y milenarias cuevas. Saboree el vino dulce Tokaji en una auténtica bodega, o disfrute de una comida de halušky con queso bryndza. Vea el altar de madera gótico más alto del mundo, o visite la Casa de Moneda de Kremnica, acuñando monedas desde 1328, es la fábrica de moneda en continuo funcionamiento más antigua del mundo. Las históricas ciudades mineras, las profundas cavernas, el folklore y la vida cultural de Bratislava y Košice se suman a las distintas experiencias que podrá vivir en Eslovaquia.